Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Carrie Fisher

[Las chicas de la Ci-Fi] Ante todo la princesa más galáctica del cine mundial

Publicado en

Cuando vi por primera vez La Guerra de las Galaxias, lo que acabaría siendo conocido como Star Wars IV: Una nueva esperanza, dos cosas tuve a mis 14 o 15 años. Que me había divertido mucho, y que aquel extraño ser que tan pronto parecía un monja ursulina, como un doble de la Dama de Elche, como que se liaba a tiros remangándose la sayas, aquel extraño ser… me parecía que estaba bastante buena. Con más año, mi consideración hubiese sido notablemente más atemperada. Pero en plena transición, tanto la democrática del país como la adolescente personal,… qué te voy a contar.

Aquel extraño ser era la princesa Leia Organa, encarnada por una adolescente que conservaba todavía las sutiles redondeces más propias de edades más jóvenes llamada Carrie Fisher. Hija que era de Debbie Reynolds, la chica que no sabemos muy bien que pintaba en la por muchos ensalzada, pero para mí trasnochada, Cantando bajo la lluvia.

La joven e indefensa princesa se encara con un Darth Vader de aspecto terrible; muchos jurábamos que las dos protuberancias que aparecen bajo el vestido no se sujetaban más que por si mismas... eso es lo que comentábamos en aquellas edades...

Tras una sesión de tortura en la Estrella de la Muerte, la chica estaba más fresca que una lechuga, esperando a que dos apuestos desconocidos y un felpudo con patas vinieran a rescatarla.

Al final del filme, esto es otra cosa; un poquito de maquillaje, algo de escote, un peinado que le deja la cara despejada... y dispuesta para repartir sonrisas y medallas.

Como la cosa de las aventuras galácticas les salió bastante bien, especialmente desde el punto de vista recaudatorio, nos empezaron a contar la milonga, nos la llevan contando casi 35 años, de que aquello era la primera parte de una trilogía de trilogías, de una gran epopeya galáctica de magnitud nunca vista. Y el caso es que a los tres de la primer, se estrenó esa absoluta maravilla del cine de acción y de las aventuras espaciales, y de las aventuras en general, que es El imperio contraataca. La mejor con ventaja de toda la serie, y un auténtico referente para las películas futuras de similar temática que en muy pocas ocasiones ha sido igualado por no decir superado.

Y aquí tenemos a nuestra princesa cada vez menos principesca, con el traje de faena remangado, y bregando por el triunfo de la maltrecha Alianza rebelde, bien sea en los helados confines de Hoth, en los peligrosos laberintos de los campos de asteorides galácticos, o en ciudades que cuelgan entre las nubes de Bespin. A pesar de que renuncia al glamour en pro de una imagen de heroína comprometida y luchadora, no escasean los escarceos románticos, que si bien tienen su principal protagonista en el pícaro Han Solo, también es cierto que habrá otros admiradores que se sientan atraídos por la dinámica princesa espacial.

Un morreo con un atónito Luke para mosquear a un impertinente Han, nos ofrece un incestuoso primer plano, con presencia alienígena al fondo.

El taimado Lando Calrrisian no podrá evitar el flirteo con la guapa princesa rebelde, durante su traidora bienvenida a Ciudad Nube.

Pero una vez desembarazada del uniforme de campaña, será Han Solo el que reciba las principales atenciones de una cada vez enamorada Leia.

Pero el momento cumbre de la carrera como actriz de la Fisher, y lo que la convirtió en un icono nerd por excelencia fue su captura como esclava por la babosa Jabba el Hut, y la sucesión de escenas en la que la vemos vestir el más afamado dos piezas metálico de la historia del séptimo arte. Biquini absolutamente poco recomendable para bañarte en la piscina de tu urbanización, ha sido llevado por multitud de actrices de carne y hueso y animación en homenajes y parodias de todo tipo y cariz. El retorno del Jedi es una película mediocre en realidad, que sólo tiene sentido dentro de la excelente trilogía de aventuras que nos ofreció George Lucas en aquel momento, y de la que forma parte.

A partir de ahí, todo fue cuesta abajo, empezando por el inexplicable disfraz de bruja que le clavaron durante su estancia en el poblado de esos horribles ositos de peluche que estropearon por completo la tercera parte de la trilogía, y cuyo nombre prefiero no mencionar.

¡Qué impresionante pareja hacían Jabba y la princesa! ¡Y lo que la cámara no mostró de cuando llegaba la noche!

En la escena de jugar a Tarzán y Chita, todo el público masculino prestaba detenida atención a un posible descoloque del artilugio metálico; me consta quien jugó mucho con la tecla de parar del mando del vídeo...

Como tanta lujuria desatada no podía ser, las últimas imágenes que tenemos de Leia Organa son 'esto'; supongo que se puso guapa para los ositos de peluche aquellos, ¿no?

Las películas de la franquicia Star Wars forman parte importante de la historia del cine. Sin embargo, sólo aquella primera trilogía y sus carismáticos personajes han permanecido realmente en el corazoncito de aquellos niños, adolescentes y jóvenes que disfrutamos del resurgir de los filmes de aventuras.

Desgraciadamente, Carrie Fisher no consiguió labrarse una carrera de éxito en el cine. Aunque ha aparecido en un cierto número de películas como personaje secundario, apenas consigo recordar como relativamente importante su papelito de reparto en Cuando Harry encontró a Sally. También escribió un libro y participó en el guion de una película basada en su tormentosa relación con su madre, Debbie Reynolds. No obstante, nunca olvidaremos a la radiante princesa de luminosa sonrisa que una vez nos sonrió al sonar la vibrante fanfarria final de La guerra de las galaxias.

Nunca estuvo tan guapa como al final de La guerra de las galaxias.